Tags

,

Pero si desde siempre hemos tenido ese curioso comportamiento de volvernos en contra de nuestra propia gente. Qué decir de Doña Marina Malinalli que eligió el bando ganador incluso antes de que comenzara la guerra… Y luego se quejan las mujeres de que nos quejamos de ellas por ser mujeres!!

Lo que sí es cierto, es que jamás nos hemos podido quitar el yugo de los españoles… Y no es que me caigan mal los españoles, sólo que me caen mal los españoles del auge de la corona católica. De todos los pueblos del viejo continente, tenían que venir los españoles avariciosos, belicosos, inconformes, sucios, pestilentes, enfermos y católicos dándose aires de evangelizadores, a descomponer el orden comerciante politeísta de las culturas de por aquí…

En fin, para 200 años de independencia y libertad, México sigue necesitando nana, juguetes de colores brillantes, caricaturas, biberón a la hora exacta y cambio de pañales regularmente ¬¬