Tags

, ,

La ilustración en México está muy marginada por la existencia de los estereotipos que nos encasillan como sociedad (el cactus, el sombrero de ala ancha, el huipil, los burritos, el guacamole y los tacos… está bien, esos últimos sí son muy mexicanos), aunque ha habido exponentes muy buenos que han ofrecido su innovación a la disciplina como los anónimos artistas de la época precolonial, colonial y postcolonial, tanto liberales como conservadores,  José Guadalupe Posada y su trabajo como ilustrador de periódicos durante el porfiriato y la revolución, hasta los dibujos de Sixto Valencia Burgos y Gabriel Vargas, la imágen actual del diseño esta fuertemente influenciada por el diseño americano, a tal grado de llegar a ser una imitación lastimera de lo que se cierne en los foros de diseño.

Aunque la originalidad queda patente en los trabajos de Luis San Vicente (http://ideaspachecas.blogspot.com/) o los de Salle (http://cinismoilustrado.blogspot.com/), las nuevas tendencias se desvirtúan ante la comodidad de la copia. Si bien la sátira ha estado presente en la historia de la ilustración, podemos mencionar como claro ejemplo del folklor mexicano los ya clásicos diseños de José Guadalupe Posada, grabados litográficos que fueron difundidos en la época del porifirato y la revolución, cuando los carteles y periódicos de protesta y oposición fueron parte fundamental del movimiento armado.

Los ilustradores en esa épocafueron muy socorridos y por lo mismo perseguidos, ya que los cartones de burla política fungían su papel de generar en el pueblo el sentimiento que daría origen al movimiento armado. La influencia de esta práctica ha prevalecido hasta nuestros días; es más que tradicional la sección de cartones y moneros de periódicos y revistas en las cuales, se plasma en un tono de irreverente burla, los hechos novedosos de los personajes de moda.

Otro ejemplo reside en la caricatura social de Gabriel Vargas que con su serie de historietas “La familia burrón”, retrató todos los matices una época, el México de los años 50’s y su transformación a través de los más de 60 años que duró la historia. La ilustración y estilo de éste señor fueron pieza fundamental en la historia de la generación de ese tiempo, posteriores ilustradores aunque con ideas nuevas, dejaban ver laclara influencia que las historietas de dicha época marcó en ellos.

Entrando en los tiempos actuales, los programas de televisión han revolucionado su presentación, gracias a Internet y su extenso alcance. Las empresas televisivas han tenido que recurrir a la investigación de las nuevas tendencias y la aplicación de estilos muy genéricos a su imagen principal; logos, anuncios comerciales y presentación de programas se han visto envueltos en esta revolución, que si bien no tiene origen en una innovación pura, por lo menos ha cambiado la forma en la que la gente ve la televisión, aunque sigue siendo deplorable el hecho de encontrar el logotipo de alguna telenovela utilizando los estilos que se pueden encontrar en tutoriales básicos de Illustrator o Photoshop.